Categorías
Folder M

Pre-mortem

En una tarde lluviosa el carro de Daniel chocó contra un poste de luz de la Av. Occidental, una ambulancia llegó inmediatamente al rescate pero fue demasiado tarde, él ya había muerto. Antes de morir Daniel había donado su cuerpo a la educación por eso lo llevaron a la morgue de la Universidad Central donde le realizarían una autopsia y luego prepararlo para conservarlo como material de estudio. El encargado de esta tarea sería José Manuel más conocido como Josema, uno de los mejores estudiantes de la facultad de medicina. Después de recibir la noticia fue de inmediato a la universidad, pues esta era una oportunidad que no podía desperdiciar, se preparó y estaba listo para analizar el cuerpo, pero en ese instante el cuerpo de Daniel comenzó a moverse y respirar con desesperación, después de unos segundos se levantó, preguntó que había pasado, dónde estaba y de repente vomitó, Josema muy asustado y tartamudeando le respondió que estaba en la morgue y enseguida lo ayudó, le aplico un suero pues estaba deshidratado y lo vistió con unos mandiles que tenía en el laboratorio.

Daniel ya más tranquilo y recuperado, le contó a Josema que lo último que recordaba es que después de cenar con Pablo, su socio de negocios, iba de regreso a su casa pero en el camino le comenzó a doler la cabeza y de repente apareció acostado en está morgue. Josema muy inquieto por saber que había pasado tomó muestras y le realizó unos exámenes, no quiso notificar lo que sucedió a las autoridades pues seguro perdería la oportunidad de analizarlo y descubrir cómo había resucitado, Daniel preocupado por lo que le había ocurrido y en busca de respuestas esperó a ver los resultados, después de unas horas Josema descubrió que Daniel había sido envenenado con cianuro por eso se desmayó y sufrió un paro cardiaco, razón por la que los paramédicos de la ambulancia habían creído que estaba muerto. Daniel muy enfadado pues suponía que Pablo fue quien intentó matarlo, tomó un bisturí y le ordenó a Josema que lo ayudará a vengarse, él muy asustado, frente a la amenaza de ser atacado y sin tener oportunidad de escapar decidió ayudarlo. Subieron a su carro y salieron de inmediato hacia la casa de Pablo. Daniel, muy enfadado y ansioso de venganza bajó del carro, fue hacia la puerta de Pablo y la tumbó. Pablo al escuchar el golpe de la puerta contra el piso bajó corriendo por las escaleras y al ver a Daniel se asustó pues creyó ver un fantasma, así que tomó un palo que había estado en el piso e intento atacar a Daniel diciendo que él debía estar muerto y que el dinero del negocio no lo compartiría con nadie, al escuchar esto Daniel se enojó aun más, sacó el bisturí que había guardado y lo atacó hasta matarlo. Josema que veía lo que pasaba desde la entrada de la casa se asustó mucho por lo sucedido, corrió hasta su auto, lo encendió y salió huyendo a toda velocidad.

Al día siguiente muy por la mañana Josema regresó a la morgue a recoger sus cosas para salir huyendo ya que si descubrían que el cuerpo que le habían encargado ya no estaba lo acusarían  de robo y no le creería que el cuerpo se levantó, mato a alguien y escapó, y aunque le creyeran lo acusarían de cómplice de asesinato. Cuando entro al laboratorio encontró un cuerpo acostado sobre la mesa de observación con una nota sobre el pecho, que decía: «si no fuera por tu ayuda ahora estuviera acostado aquí».

Deja un comentario